Bienvenidos a Pettextil

Tipos de comida de gatos

Desde Pettextil os proponemos hoy adentrarnos en el fantástico mundo de la comida de gatos, un campo desconocido por muchos pero que supone un reto para nuestro gato y para nosotros a diario. Así, debemos comprender que nuestros felinos deben tener una alimentación adecuada basada en alimentos proteicos, aminoácidos y vitaminas. Sigue leyendo, te desvelamos las claves de una alimentación equilibrada de tu mascota.

Comida para gatos: pienso o alimentación seca de tu gato

Siempre hemos oído hablar de la palabra pienso, o lo que es lo mismo, la alimentación seca de tus mascotas. Esta alimentación seca está basada en carne de todo tipo (pescado, pollo...) y pienso de cereales, llenos de vitaminas y minerales.

El pienso es, sin duda, la alimentación más variada para tu gato, pudiendo ser clasificadas según su aportación calórica en diferentes rangos o gamas: baja, media y alta, cuyo aporte nutritivo es mayor que el resto de los piensos.

Los gatos se alimentan con este pienso que, gracias a Dios, es muy digestivo y compacto, sin perder el característico sabor de cada uno de los ingredientes utilizados. Así, el pienso se configura como un alimento resistente a los cambios climáticos y, sobre todo, mucho más económico que el resto de comida para gatos.

El pienso para gatos, pese a que nos exige que el animal tenga mucha agua para acompañar la comida, ayuda a proteger la salud bucal de nuestras mascotas.

Latas de comida para gatos: la alimentación húmeda para tu gato

Sí, las latas de comida para gatos también tienen un espacio importante en este artículo, una comida especialmente equilibrada si las asimilamos como los piensos, pero en este caso las latas de alimentación húmeda para gatos cuentan con comida cocinada, húmeda pero esterilizada al sellar la lata.

Al comprar comida húmeda para nuestro gato debemos ser conscientes de que sus ingredientes deben ser nutritivos, combinando carne, cereales, vitaminas y minerales en diferentes formas: carnes en trozos, patés o mousses que hacen las delicias del animal. Así, pese a que la alimentación húmeda es muy buena para nuestros gatos, debemos convertir a nuestros gatos en animales atléticos para evitar enfermedades coronarias debido al sobrepeso. Por tanto, no lo dudes, no sobrealimentes a tu gato con comida húmeda, estarás cometiendo un tremendo error.

Comida semihúmeda para gatos: una solución intermedia para alimentar a tu gato

Muchos amantes de los gatos no conocen específicamente este tipo de alimentos para gatos, más digestivos, de aspecto suave y menos grasientos, pero más caros y con fecha de caducidad más reducida, por lo que se deben racionalizar poniéndose en el plato cuando el gato lo demande, nunca antes.

Elegir la comida de mi gato, una cuestión de variables

Dar de comer a nuestro gato no debe convertirse en una odisea y, por ello, debemos analizar factores como su edad, peso o su actividad diaria (en el lado gatuno) y, sobre todo, realizar en base a estos parámetros, una elección adecuada para nutrir a tu gato de forma equilibrada. De esta forma, debemos acostumbrar a nuestro minino a una correcta cantidad de alimento en determinadas horas del día, ya sea pienso, comida en lata para gatos o cualquier otro tipo de alimento, para no romper su ciclo de actividad y comidas.

La comida de nuestro gato debe contener, además, altas dosis de grasas de origen animal, arginina, calcio, fósforo y, sobre todo, proteínas, pues éstas son la base de un crecimiento saludable y fuerte.

En base a todos estos aspectos, los dueños de gatos debemos ser conscientes de la importancia que tiene una alimentación equilibrada en nuestra mascota, reduciendo al máximo alimentos externos a su alimentación habitual ya que provocaremos en ellos reacciones negativas como malestar estomacal y pérdida de apetito a medio-largo plazo.

Deja un comentario
Boletín informativo

Acepto los términos de condiciones y uso,

© 2017 Pettextil. Todos los derechos Reservados.